¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? (Lc 1, 43.)

Hoy la iglesia celebra la visitación de la Virgen María y además es el día de los institutos seculares. El evangelio de este día presenta la visitación de María a su prima Isabel y como esta se sorprende por tal visita.


Hoy nosotros como instituto secular también nos sorprendemos como Isabel, la Virgen nos visita y nos trae una gran sorpresa en este tiempo de pascua, ¡Jesús ha resucitado!; todavía podemos estar sorprendidos y anonadados por tal suceso que hemos vivido hace un poco más de seis semanas atrás, pero hoy María nos impulsa como a la primera comunidad cristiana de los apóstoles a no quedarnos encerrados en el temor, a no quedarnos parados sin hacer nada, sino que ella nos acompañará y guiará para llevar a cabo lo que Jesús nos ha encomendado: “hagan que todos los pueblos sean mis discípulos”.


Con el acompañamiento maternal de María santísima no nos cabe duda que esta misión la podemos hacer, salir y anunciarle al mundo entero que Cristo ha resucitado, que no nos ha dejado solos y que su Espíritu Santo también nos impulsa a seguir adelante.


Pidamos especialmente en este día por todos los institutos seculares, para que el Señor envié buenas y santas vocaciones a cada uno de ellos para poder seguir extendiendo su palabra en pleno mundo, en todas partes, donde Cristo tiene sus derechos.




Destacados