Hacer la Voluntad del Señor

El pasado domingo (24/2) fue una ocasión sumamente especial para nuestra Comunidad Voluntas Dei. La eucaristía del medio día en el templo San Francisco de Quillota estaría marcada por la fiesta y el encuentro. En dicha celebración estaba inscrito el aniversario numero doce de la Casa de Formación nuestra Señora de la Anunciación, la cuál fue fundada en 2007 en La Serena y fue trasladada desde 2016 a la Diócesis de Valparaíso.


Que mejor regalo para celebrar este nuevo aniversario que la llegada de un nuevo aspirante al Instituto. Luego de la lectura del evangelio fue llamado a presentarse el joven Camilo Olmos de tan sólo 18 años. Con claridad los asistentes a la eucaristía escucharon su respuesta "Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad" ante lo cual el Director del Distrito, Padre Manuel Cornejo, le invitó a tomar ubicación para escuchar la homilía, tras la cual, leería y firmaría su formula de ingreso al Instituto.


Este joven, oriundo de Quillota, estudió en el Colegio Robert and Rose de la misma ciudad, finalizando su cuarto año medio el pasado diciembre. Su rostro es conocido por los feligreses del Convento San Francisco, pues desde muy niño sirvió como acólito y miembro activo de la comunidad cristiana. Desde hace unas semanas reside en la casa aledaña al Templo San Francisco para comenzar su formación al sacerdocio, la misma casa que lo vería jugar y crecer, ahora lo verá formarse para algún día profesar sus votos como consagrado y encaminarse al sacerdocio, en tiempos, donde responder al Señor con tanta decisión no es para nada común.


Esa misma decisión es la que también la comunidad vio en la voz de Luis Saez, quién frente al superior del Distrito profesó por primera vez sus votos de pobreza, obediencia y castidad. Luis es oriundo de Santiago y empezó a formar parte del Equipo de Nuestra Señora de Guadalupe hace algunos años como laico consagrado. Luis, quién trabaja en una empresa de cobranza, vive su consagración promoviendo en su ambiente laboral la fe, el buen trato y los derechos laborales justos para los trabajadores. Ahí, en medio del mundo promueve el evangelio como la levadura que va a haciendo fermentar la masa lentamente, haciéndola crecer al igual como crece a su ritmo el proyecto del Reino. También en la Parroquia Santa María Magdalena de Puente Alto participa activamente, ahí se dedica a la formación, especialmente acompañando a quienes son o serán ministros extraordinarios de la Eucaristía.


Para ambos el Padre Manuel tuvo palabras de gratitud, por su generosidad al Señor en tiempos difíciles, marcados por la desconfianza de la actual crisis eclesial. El evangelio del Domingo - amar incluso a los enemigos - fue el punto de apoyo para ilustrar el caminar que estos dos Voluntas Dei han tenido en el Instituto. Nuestro mismo Padre fundador nos llama a tener un amor universal, un amor como el de Jesús, ahí en cada circunstancia debemos amar, ser seres de servicio y artesanos de paz; para esto es que nos consagramos, a esto estamos llamados, a Ser una voluntad de Dios viviente y actuante, como una condición vital de nuestra existencia.


Finalizada la eucaristía la comunidad felicitó a estos dos miembros y les animó con palabras de esperanza al ver una Iglesia que crece lentamente en medio de los duros vientos que sacuden la barca.


Les compartimos las fotografías, gentileza de Juan Carlos Ibacache.





Destacados