Ante la crisis, ¡Estamos contigo!

Desde el silencio los Institutos Seculares oran por ti, querido Papa Francisco. Este ha sido el espíritu que ha acompañado la carta recientemente dirigida por el Consejo de la Conferencia Mundial de Institutos Seculares (CMIS) al Papa Francisco.


La misiva quiere mostrar su fidelidad y cercanía con el Papa ante la dura crisis que enfrenta actualmente la Iglesia, en la cual, con mucho esfuerzo, el Papa Francisco ha sobrellevado con medidas contundentes, sorpresivas e incluso históricas. Y es que no sólo hablamos de medidas como sanciones o recambio de personal, hablamos sobre todo de un cambio teológico y cultural ante eclesiologías que finalmente han ido dañando internamente la vida de la comunidad cristiana.


En este sentido, el compromiso que el Papa ha demostrado con las victimas de abusos sexuales es una de los cambios más significativos. Este compromiso de cuidado también se extiende para quienes, dentro de la misma Iglesia, se han visto distanciados o escandalizados por estos abusos, una herida profunda y dolorosa que toca a cada cristiano y cristiana.


Este mismo compromiso, une nuestros corazones de consagrados seculares junto al del Papa, para compartir también con Él, el cansancio y la esperanza que su trabajo significa para todos nosotros. Así, agradecidos, queremos salir a curar heridas por medio de la cercanía y la ternura de nuestras palabras y acciones.


Finalmente, el consejo general de la CMIS, y con ellos todos los Institutos Seculares, hacen suyo el compromiso y el llamado "para decir no a todas las formas de clericalismo que han sofocado la nueva fuerza del Espíritu, expresada por el Concilio Vaticano II, y que ha empobrecido a la Iglesia al alejar a los jóvenes, a muchos creyentes laicos y a muchos no creyentes gustosos de trabajar por la paz, la justicia y el bien común.


Te dejamos a continuación, la carta original en italiano haciendo clic aquí. También puedes leer la traducción no oficial más abajo:


Roma, 4 de octubre de 2018. Fiesta de San Francisco de Asís

Querido Papa Francisco,


El Consejo de CMIS (Conferencia Mundial de Institutos Seculares), en nombre de los Institutos Seculares que operan en diferentes continentes, en silencio y ocultación, como levadura en masa, y con especial atención a las periferias, desea expresarles, en este momento particularmente difícil, cercanía, afecto y sobre todo la oración para que, el cansancio que estás trayendo con alegría, puede ser un poco más ligero.


Compartimos los sufrimientos de este momento y compartimos su amorosa firmeza en el compromiso de cuidar, con misericordia y caridad, de las víctimas de abuso y de quienes están desanimados y escandalizados debido a comportamientos que no se ajustan al Evangelio y que han causado graves heridas en la santa Iglesia.


En comunión con usted, como parte de un pueblo que vive la responsabilidad de la conversión y el crecimiento en la cultura de la justicia y la protección del hermano, especialmente aquellos en una situación de mayor fragilidad, nos comprometemos a responder a este mal, sintiéndolo como una tarea que nos involucra y acerca de nuestro corazón.


Le agradecemos, porque nos enseña a caminar en la historia con paso rápido, con ojos atentos y alertas para trabajar con la previsión y la pasión de los profetas, para así erradicar la cultura de la muerte y a enfrentar el sufrimiento de los inocentes, sin evasión y pusilanimidad.


Deseamos agradecerle también porque nos enseña a estar al lado de nuestros hermanos, con tacto y gracia, usando esa ternura, expresada en palabras y hechos, que curan las heridas.


Hacemos nuestro su llamado para decir no a todas las formas de clericalismo que han sofocado la nueva fuerza del Espíritu, expresada por el Concilio Vaticano II, y que ha empobrecido a la Iglesia al alejar a los jóvenes, a muchos creyentes laicos y a muchos no creyentes gustosos de trabajar por la paz, la justicia y el bien común.


Le aseguramos que oramos por usted y nunca olvidaremos rezar. Con afecto lo saludamos y con Nuestra Señora María, nuestra Madre y guía en el camino de seguir al Señor, cantamos el Magnificat para esta Iglesia de hombres y mujeres, santos y pecadores, con la certeza de que la salvación es solo un regalo de Jesús, el Hijo de Dios que se hizo hombre, que murió y resucitó por nosotros.


También queremos añadirle el saludo de San Francisco, deseándoles siempre Paz y Bien.


La Presidencia del CMIS y el Consejo.




Destacados
Más Noticias
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - círculo blanco
Mística de los 555

Actos de piedad

ActItudes de vida

Actos de caridad conciente

 

Vocaciones

Sacerdotes

Diáconos

Seminaristas

Laicos solteros

Matrimonios asociados

Personas afiliadas espiritualmente

2018 Instituto Secular Voluntas Dei || Distrito en Formación de Chile || +56 33 2 311 010 || contacto@voluntasdei.cl