Saludo del Director por los 60 años

Quillota, 27 de Junio de 2018.-

Queridos hermanos Voluntas Dei


Reciban un cordial saludo, deseando a todos y cada uno, que la paz y la fraternidad de Jesucristo llene sus corazones de gozo y alegría en estos días venideros.


Mirar la historia, es hacer rememoranza de los hechos y acontecimientos que nos llenan de significado en nuestro andar. Como miembros consagrados, hemos hecho caminos con el Señor de la vida, que acompaña nuestra historia personal y colectiva. Como Instituto el Señor nos ha favorecido mostrándonos un camino de santidad, reconocido por nuestra Iglesia, para afianzar nuestra vida personal, pero también de comunidad eclesial, donde nos insertamos para buscar nuestra santidad y hacer que el mundo sea santo.


Durante los últimos tiempos nos hemos visto afectados por el devenir de nuestra Iglesia chilena, donde hemos puesto en oración, con nuestro carisma, el deseo de abrirnos al corazón de Dios para escuchar a nuestros hermanos que sufren y abrir nuestras manos para servirles y mostrarles la bondad de Dios. Nuestro padre fundador, nos señala que cuando el corazón está abierto a la gracia, nuestras manos se hacen dóciles para su acción por medio de nosotros. Hemos sido concebidos con ese espíritu de servicio que nos caracteriza y que es sustancial a nuestra vocación secular.


Hoy en que vamos celebrar nuestros SESENTA AÑOS de vida, el próximo 2 de Julio, deseamos renovar nuestro ardor en la vocación recibida. Ser Instituto misionero nos conlleva la corresponsabilidad de hacernos cargo del devenir de la iglesia, a la que pertenecemos, poniendo en el corazón del Señor nuestro andar, nuestros sueños y fatigas, y no olvidar jamás el sentido primero para lo cual nos hemos consagrado, ser testigos del amor de Dios en medio de los hombres, viviendo el momento presente sin esquivarlo, buscando lo positivo que hay en los acontecimientos y las personas y obrando con nuestro testimonio haciendo vida la espiritualidad en los actos de caridad conscientes.


Deseo que estos sesenta años de vida de nuestro Instituto estén marcados por nuestra fuerza interior que nos hace decir SI como María al proyecto que Dios ha puesto en todos y cada uno de nosotros. Sigamos trabajando, para santificar el mundo con nuestra vidas, conquistemos el corazón de muchos otros para que sigan su caminar tras las huellas de Jesús. Que podamos ser reconocidos por los frutos que damos.


Les invito a que cada uno en forma personal o grupal o en equipo, pueda dedicar tiempo el próximo lunes 2, para vivir la eucaristía como acción de gracias en estos sesenta años de vida de nuestro Instituto, que nuestra eucaristía sea la comunión que nos una donde quiera que nos encontremos.


Con el mismo ardor les invito a poner en sus oraciones desde ya nuestra próxima Asamblea de Distrito que realizaremos el 4, 5 y 6 de enero del próximo año. En los meses venideros les haré llegar material para ir trabajando en equipo y llevemos propuestas concretas a la Asamblea.


También a tener presente en sus corazones y oraciones a nuestros hermanos seminaristas Cristóbal y Nicolás que tomarán los ministerios menores de lectorado y acolitado el mismo día 2 de julio, en la Casa de Formación. Que Dios les guíe en estos pasos finales para que sean pastores según el corazón de Jesús y renueven cada día su vocación en todas y cada una de las actividades que realizan en su año pastoral.


Como una forma de regalo que recibimos, será la incorporación de cinco nuevos matrimonios que se unirán a nuestro Instituto el próximo sábado 30 de junio, pertenecientes a la parroquia Ntra. Sra. De Lourdes en Limache.


En nuestro itinerario de acompañamiento que hemos abordado desde la Asamblea de distrito 2015, les informo que ya ha quedado definido el calendario de visitas que como director, realizaré en el segundo semestre del presente año. Las visitas a los equipos serán las siguientes:


  • Julio - La Serena

  • Agosto - Santiago

  • Septiembre- Rancagua

  • Octubre – Linares y Chillán

  • Noviembre – Viña del Mar



Deseando a todos y cada uno de ustedes, que nuestra celebración de los Sesenta Años sea magna en sus corazones, les saludo en el amor de Cristo y María santísima.


Padre Marcos Guerra Romero, ivDei

Director del Distrito







Destacados
Más Noticias