"Charlie Charlie". ¿En quién ponemos nuestra confianza?

FB_IMG_1432783181116 (2)_edited_edited.jpg

Frente a la última tendencia en las redes sociales, la reciente experiencia en el aula me ha sugerido que es obvio que los estudiantes no se encuentran ajenos. Sobre esto, creo necesario considerar algunos detalles sobre el juego llamado Charlie Charlie.

Muchas veces en Twitter encontramos acontecimientos que marcan tendencias. Estos se presentan como una petición, como una cruzada social, o como algo muy gracioso que debe ser visto por todos. En esta ocasión, Charlie Charlie ha marcado rápidamente una tendencia, y resulta ser muy discutido en las redes sociales. ¿Por qué? 1) El tema de las experiencias paranormales resultan ser poco común en los diálogos cotidianos, no obstante esto, interesante. 2) Las redes sociales resultan ser plataformas abiertas para cualquier información entregada muchas veces sin ninguna responsabilidad o certeza. 3) Nuestra juventud está acostumbrada a imitar sin una mirada crítica situaciones que resultan ser “moda”.


El juego de Charlie Charlie, (o Charlie Charlie Challenge en inglés), donde confluyen estos tres elementos, se refiere a un peculiar juego que sirve para invocar a un espíritu. Muy similar a como funciona la ouija, las informaciones hacen referencia a un demonio mexicano. Las instrucciones, si podemos llamarles así, indican poner un par de lápices en forma de cruz encima de una hoja que tenga escrito las palabras “si” y “no”. A esto, los participantes invocan al supuesto espíritu diciendo algo así: Charlie Charlie, ¿estás aquí? Los lápices es cruz deberían moverse a la respuesta que de Charlie.


No sabemos el origen de este juego, ni cómo empezó a convertirse en tendencia. Lo que sabemos es que este juego, como muchos otros, tiene que ver con las búsquedas de respuestas en lo aparentemente paranormal. Precisamente sobre esta búsqueda, vale la pena preguntarse ¿en quién hoy ponemos nuestra confianza?


“Pidan y se les dará, busquen y encontraran, llamen y se les abrirá” (Mt 7, 7), es la invitación que nos realiza Jesús, a tener una relación directa con Dios. Precisamente en Jesús es por quien accedemos al misterio de Dios, cuya grandeza sobrepasa cualquier experiencia sobrenatural. Él es quien nos invita a llamarle Padre, y no dudar de su cercanía y compañía.


Quizás lo más preocupante del juego Charlie Charlie no sea si realmente constituye una manifestación sobrenatural o incluso demoniaca. Aún así y más allá de lo que un juego significa, lo que sí nos ha de preocupar es como ponemos nuestra atención más en el movimiento de dos lápices (y así en muchas otras cosas), que en el mensaje y la persona de Jesucristo, cuyas respuestas son tan concretas para nuestra vida, pues él mismo se ha hecho verdaderamente hombre, respondiendo con su vida y entrega, cualquier pregunta fundamental del ser humano.


Recordando hoy las palabras de nuestro Padre Fundador: “La oración es un cara a cara de dos vivientes, libres como el aire, interesados el uno en el otro, hechos el uno para el otro. Uno de ellos es débil, siempre en la búsqueda de un bien, el otro es infinitamente sabio, poderoso y bueno”, les invito a encontrar en la oración, el medio privilegiado de contacto con Dios. No perdamos nuestro tiempo en esporádicas tendencias sociales que nos entregan supuestas respuestas. Pongamos por medio de la oración nuestra confianza en Dios, y no quedaremos defraudados.


Destacados
Más Noticias
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - círculo blanco
Mística de los 555

Actos de piedad

ActItudes de vida

Actos de caridad conciente

 

Vocaciones

Sacerdotes

Diáconos

Seminaristas

Laicos solteros

Matrimonios asociados

Personas afiliadas espiritualmente

2018 Instituto Secular Voluntas Dei || Distrito en Formación de Chile || +56 33 2 311 010 || contacto@voluntasdei.cl