La alegría de un nuevo diácono


DSC09708_edited.JPG

“Qué bueno es ordenar diáconos que no necesiten presentación para que la gente se alegre y aplauda”; fueron las palabras del Arzobispo emérito de La Serena cuando, finalizado el rito de la ordenación, la asamblea presente irrumpió en un espontaneo y duradero aplauso.


Así fue el ambiente festivo que se vivió el pasado sábado 23 de mayo en la Parroquia María Reina de los Apóstoles de Pan de Azúcar, donde fue ordenado diácono en tránsito el seminarista Jimmy Véliz Gonzáles.

Con un Templo Parroquial repleto, el nuevo diácono recibió el cariño de las diversas comunidades en las que se ha insertado durante su formación, dejando la huella de un carisma alegre y cercano. Su padres Pedro y Marina, no tardaron en demostrar aquella alegría que les embargaba hasta las lágrimas, y con ellos, distintos agentes pastorales que veían como un proyecto formativo del que fueron parte, llegaba a su culmen.


Junto a Don Manuel Donoso, concelebraron en la eucaristía el Padre Marcos Guerra Romero, Director del Distrito y el Padre Manuel Cornejo Gárate, Rector de la Casa de Formación; acompañados también por sacerdotes de la diócesis y religiosos claretianos, estos últimos, provenientes en su mayoría de Andacollo, ciudad natal donde Jimmy trabajó pastoralmente durante muchos años.


No solo andacollinos concurrieron a esta gran fiesta. Como una sola gran familia se reunieron ese día, miembros de los distintos sectores que la parroquia conforma, miembros de la comunidad del Templo Santo Domingo de La Serena, y gran cantidad de amigos del Instituto que han acompañado a Jimmy durante sus casi nueve años de formación.


Al finalizar la ceremonia, el diácono Jimmy manifestó su gratitud al Señor en un emotivo discurso donde, con más de alguna lágrima, hizo un recorrido por la propia experiencia vocacional como un regalo inmerecido del Señor, esto a su vez, también como testimonio del actuar de Dios por medio de las personas y acontecimientos. Precisamente, en sus palabras finales, recalcó la importancia de seguir rezando por las vocaciones, como un regalo del Señor para toda la Iglesia.


Sus palabras ejemplificaron como la experiencia de la comunidad es algo primordial en la labor pastoral que los sacerdotes y seminaristas del Instituto realizan; esto no se puso en duda, luego que, finalizada una emocionante ceremonia, el ahora diácono invitara a todos los asistentes a un almuerzo festivo en el patio de la casa parroquial, todo esto, un regalo que la comunidad de Pan de Azúcar había preparado con días de trabajo y esmero.


En este compartir, Monseñor Donoso no esperó para felicitar a todos quienes eran parte de esta gran fiesta, expresando emocionado, que al sólo entrar en ese lugar, se experimenta vivamente el sentido de una comunidad. Agradecido del trabajo de los miembros del Instituto en esta parroquia, les animó a seguir trabajando juntos, y a continuar produciendo abundantes frutos para toda la Iglesia, elemento característico en sus años de presencia en la Arquidiócesis de La Serena.


Para ver todas las fotos de la celebración, visita nuestra página en facebook en el siguiente link:


https://www.facebook.com/media/set/?set=a.934028093329574.1073741830.265232350209155&type=1&l=9c72fc05ba


2.jpg



DSC09755.JPG

DSC09751.JPG

DSC09725.JPG

DSC09678.JPG

DSC09604.JPG
DSC09548.JPG


Destacados
Más Noticias